*

Actualidad

Portada  |  12 mayo 2021

Colaboraba con el Padre Ignacio, murió por coronavirus y le robaron en el sanatorio

Oscar Alberto Saz colaboraba hacía 30 años en la parroquia Natividad del Señor, en Rosario. Familiares denunciaron en Fiscalía que le sustrajeron objetos de oro y plata. "Esos elementos tienen un valor muy sentimental y nos corresponde tenerlos", enfatizó su hijo Maximiliano.

Oscar Alberto Saz murió el pasado lunes en el Sanatorio Delta de Rosario a raíz de un cuadro de Covid-19. Estuvo internado 10 días, tenía 73 años y hacía tres décadas que colaboraba en la parroquia Natividad del Señor. Familiares denunciaron en Fiscalía que durante su estadía en terapia intensiva le robaron la alianza y otro anillo de oro y una cadena de plata con la medalla de plata bendecida por el Padre Ignacio.

El martes, a pocas horas de que lo sepultaran, su hijo Maximiliano se acercó hasta el Sanatorio Delta para hablar con algún responsable que tuviera conocimiento del hecho o que pudiera devolverle los efectos personales de su padre Oscar.

"Días atrás nos habían devuelto ropa suya pero nunca la alianza de oro, el otro anillo y la cadenita con la medalla de la Virgen de la Natividad del Señor. Pedimos explicaciones de algún directivo del Sanatorio Delta a pocas horas de haberlo enterrado y desde la recepción no hicieron otra cosa que llamar a la Policía", lamentó Maximiliano en diálogo con Telefé Rosario.

A los pocos minutos, al menos diez efectivos de la Brigada Motorizada llegaron al Sanatorio Delta en medio del reclamo de Maximiliano por la devolución de los objetos de valor de su padre Oscar. "Le expliqué la situación a los agentes y lo entendieron inmediatamente. No sólo no nos habían atendido sino que dieron aviso a la Policía. Es más, me tomaron declaración testimonial para después presentarla en Fiscalía de Montevideo al 1900".

Maximiliano prometió ir hasta las últimas consecuencias. "Esos objetos tienen un valor muy sentimental y como familiares nos corresponde tenerlos". Y reconoció que el martes pudo ser atendido por un médico que le aseguró integrar el consejo administrador del Sanatorio Delta.

"Este médico lamentó el fallecimiento de mi padre pero no supo darme respuestas sobre los objetos que estamos reclamando. Habló del desprestigio que sufre el sanatorio a partir del hecho pero nada más. Por eso decidimos realizar la denuncia en Fiscalía", sostuvo Maximiliano.

A Oscar Saz lo internaron el sábado 1º de mayo en el Sanatorio Delta. Ingresó a una sala común y después lo trasladaron a terapia intensiva a raíz de la gravedad del cuadro de Covid-19.

"Cuando estaba en terapia intensiva mi hermana entró a verlo y aún tenía sus cosas porque estaba conciente. Pero cuando se agravó su estado de salud, lo intubaron y le colocaron respirador artificial, ya se lo habían quitado. Pensábamos que nos iban a devolver las cosas. El lunes falleció y no nos dieron nada", cuestionó.

Comentarios