*

Actualidad

Portada  |  10 junio 2021

Liberaron al policía que mató a los dos motochorros que lo asaltaron

El juez avaló la posición de la fiscal para que el subcomisario de la Policía Federal espere un eventual juicio en libertad.

La Justicia ordenó la liberación del subcomisario de la Policía Federal que mató a balazos a dos jóvenes en moto que lo asaltaron con una réplica de un arma de fuego en la localidad bonaerense de Wilde.

El juez de Garantías 4 de Avellaneda, Esteban Baccini, avaló el pedido de la fiscal Natalia Milione, de la Unidad Funcional de Instrucciones (UFI) 3, para que se considere legítima defensa la muerte de uno de los asaltantes y siga la causa por "exceso de legítima defensa" respecto al otro delincuente baleado.

En ese sentido, al fiscal consideró que el subcomisario puede esperar en libertad la eventual realización de un juicio.

Los hechos se produjeron en la tarde del 23 de mayo pasado cuando los dos motochorros intentaron asaltar en la esquina de Boulevard de los Italianos y Lafuente a un subcomisario de la Policía Federal Argentina , de 49 años, que se desempeña en la División Auxiliares de Seguridad y Defensa, y quien al momento del hecho se encontraba de franco y vestido de civil.

Según declaró el subcomisario a los agentes de la comisaría 5ta. de Wilde de la policía bonaerense, dos jóvenes a bordo de una moto Honda XR 150 se le acercaron, lo apuntaron con un arma de fuego y le gritaron "quedate quieto".

En ese momento, la víctima se identificó como policía e inmediatamente extrajo de una riñonera un arma marca Glock calibre 9 milímetros y efectuó al menos 12 disparos contra los delincuentes, indicaron las fuentes.

De inmediato, los delincuentes pretendieron escapar y giraron como para retomar la calle, pero el policía comenzó a disparar contra ellos.

Según pudo observarse en la cámara de seguridad de un comercio de la cuadra ubicado a pocos metros del lugar del hecho, el asaltante que se encontraba como acompañante cayó de la moto justo en la esquina y el conductor unos metros más adelante, ya fuera de imagen.

Pocos minutos después llegaron al lugar efectivos de la comisaría de la zona y los baleados fueron trasladados en ambulancia del Servicio de Atención Médica de Emergencias (SAME) local al hospital Presidente Perón de Avellaneda.

De acuerdo con las fuentes, uno de los sospechosos, identificado como Milton Salto (18) y quien iba de acompañante, murió antes de que pudiera ser atendido en el centro asistencial, mientras que el otro, Alexander Javier Cordova (17), fue intervenido quirúrgicamente y falleció después.

La primera pericia preliminar estableció que Cordova, quien conducía el rodado, recibió un disparo en la frente y otro en la pierna, mientras que Salto fue impactado al menos cuatro veces, todos con una dirección de atrás hacia adelante.

En tanto, el arma empleada por uno de estos era una réplica de utilería, añadieron las fuentes del caso.

Según las primeras averiguaciones, ambos jóvenes contaban con antecedentes penales en el fuero de Responsabilidad Juvenil de Lomas de Zamora por "encubrimiento" y por "robo agravado en poblado y banda y con arma de fuego cuya actitud para el disparo no pudo ser acreditada".

El padre de Cordova, de nombre Gerónimo, aseguró más tarde en delcaraciones a la prensa que si bien lo "controlaba" a su hijo y lo mandaba a la escuela, "no sabía que salía a robar" y lamentó "la gente con la que se juntaba".

Comentarios