*

Actualidad

Portada  |  30 abril 2020

Por el coronavirus, pidió la prisión domiciliaria uno de los asesinos de Candela Rodríguez

Hugo Bermúdez pidió el arresto domiciliario alegando que tiene 63 años y sufre de hipertensión arterial y es parte de la "población de riesgo" por el Covid-19.

Sigue la polémica tras los pedidos de liberaciones de presos por la pandemia de coronavirus.

Ahora fue el turno de Hugo Bermúdez, condenado a perpetua por el Tribunal Oral Criminal (TOC) N°3 de Morón en 2017 por el asesino de Candela Sol Rodríguez, quien pidió la prisión domiciliaria por el coronavirus.

El hombre, estuvo acusado por secuestro y homicidio de la nena que tenía 11 años al momento del crimen en 2011. No lo imputaron pero se le atribuye el abuso sexual hacia la víctima.

Bermúdez pidió el arresto domiciliario alegando que tiene 63 años y sufre de hipertensión arterial y es parte de la "población de riesgo" por el Covid-19.

Candela (11) fue vista con vida por última vez el 22 de agosto de 2011, en Villa Tesei -donde residía-, cuando esperaba a unas amigas para ir a la reunión del grupo de boy scouts al que pertenecía. Nueve días después apareció asfixiada dentro de una bolsa, a 30 cuadras de su casa, a pocos metros de la colectora del Acceso Oeste.

Comentarios