*

Actualidad

Portada  |  13 enero 2021

Prisión preventiva para Papadópulos, el conductor que atropelló y mató a un nene de 5 años

Además, el juez ordenó trabarle un embargo preventivo a Papadopulos por la suma de $ 5.148.962.

Ricardo Emanuel Papadopulos, el responsable de atropellar y matar a un nene de cinco años en Flores y de herir a su mamá, fue procesado con prisión preventiva.

El joven, de 21 años, está acusado de delito de homicidio culposo en concurso ideal con lesiones culposas de carácter grave.

El procesamiento de Papadopulos con prisión preventiva fue dictado por el juez Edmundo Rabbione, a cargo del juzgado en lo Criminal y Correccional N° 62. El 17 de diciembre, cerca de las 23, el joven conducía sin licencia un Volkswagen Golf GTI blanco cuando cruzó el semáforo en rojo en Directorio y San Pedrito y atropelló y mató a Isaac Sus e hirió a su mamá. Huyó sin ayudar a las víctimas y dejó el auto en un estacionamiento en Ciudadela.

El vehículo estaba a nombre de su padre, Rubén Papadopulos, quien se entregó en una comisaría dos días después y dijo que no era él quien conducía sino su hijo. Finalmente, Ricardo Papadopulos se entregó el 25 de diciembre y desde entonces permanece detenido. Y así seguirá.

El fallo del juez Rabbione considera a Papadopulos autor del delito de homicidio culposo en concurso ideal con lesiones culposas de carácter grave, calificados por la conducción imprudente de un vehículo con motor. Y dispone su traslado desde la alcaldía de Palermo donde está alojado a una unidad del Servicio Penitenciario Federal.

Además, el juez ordenó trabarle un embargo preventivo a Papadopulos por la suma de $ 5.148.962.

El fallo, al que accedió Télam a través del abogado de la familia de Isaac, Gabriel Becker, da por probado que Papadopulos atravesó el cruce de Directorio y San Pedrito con el semáforo entre amarillo y rojo, y que nada obstaculizaba su visión.

Según el fallo, Papadopulos tenía el campo visual despejado al acelerar y vio a las víctimas 24 metros antes de arrollarlas. Pero en vez de frenar, bajar la velocidad o intentar eludirlos, aceleró en línea recta hacia ellas. Para el juez, todo esto prueba su responsabilidad penal, porque estaba conduciendo de manera antirreglamentaria e imprudente y, además, se dio a la fuga.

Comentarios