*

Deportes

Portada  |  03 mayo 2021

Las historias más curiosas de los atletas que brillarán en los Juegos Olímpicos

World Athletics ofrece un resumen con las historias sorprendendetes de quienes están llamados a ser figuras en Tokio.

Ella ganó el oro en los 1500 metros del Campeonato Mundial Sub-18 en 2011 y desde entonces ha ganado títulos mundiales sub-20 y mayores, así como el oro de la Commonwealth y la victoria olímpica. Es de Kenia y se llama Faith Kipyegon.

Después de dar a luz a su hija Alyn en junio de 2018, regresó a la competencia al año siguiente y obtuvo la plata en el Campeonato Mundial de Atletismo en Doha.

World Athletics destaca en su sitio de internet que quedó demostrado que el atletismo de clase mundial y la maternidad pueden ir de la mano.

A los 27 años espera seguir inspirando a las niñas de Kenia y de todo el mundo.

Pero ésa es una sola de las historias que ha comenzado a ofrecer la página de la que se llamara sucesivamente Federación Internacional de Atletismo Amateur y Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF).

Otro caso curioso y digno de destacar es el de Ahting Mu, de los Estados Unidos.

Llegó a los titulares en 2019 cuando, con solo 16 años, corrió el segundo tiempo más rápido de 600 metros bajo techo en la historia con 1: 23.57 en Nueva York y este año la vio seguir iluminando las pistas bajo techo en el circuito universitario de su país.

Primero, consiguió un tiempo de 50,52 en 400 metros antes de batir el récord mundial sub-20 de 800 metros bajo techo con 1: 58,40 en febrero.

Mu, la segunda más joven de siete hermanos, tiene que agradecerles haberla llevado al deporte.

Ella los veía correr y pronto los imitó.

Con 18 años ya logró transferir su impresionante forma en interiores a la temporada al aire libre y corrió un 1: 57.73 líder mundial para mejorar el tiempo récord norteamericano U20 en Texas el mes pasado.

Finalmente, Elliot Giles se recuperó de un accidente de motocicleta y se convirtió en el segundo corredor de interior más rápido de 800 metros de todos los tiempos.

Con 26 años, el británico sufrió lesiones que incluyeron un ligamento cruzado posterior dañado, un glúteo desgarrado, una hematoma severa en la espalda y daño cerebral . 

Pero menos de dos años después estaba de nuevo en la pista, ganando el título de 800 metros del Reino Unido, obteniendo el bronce europeo y corriendo en los Juegos Olímpicos de 2016 en Río.

Siguieron más momentos de campeonatos importantes y este invierno las cosas subieron otro nivel cuando corrió 1:43.63 en Torun para colocarse solo detrás de Wilson Kipketer en la clasificación mundial de todos los tiempos.

Fuente: NA

Comentarios