*

Economía

Portada  |  01 abril 2021

Incentivan a los bancos para que ofrezcan productos a clientes sin historial crediticio

El Banco Central (BCRA) aprobó el miércoles una normativa que impulsa la inclusión financiera al otorgar un baja de encajes a los bancos que ofrezcan nuevos productos a clientes sin historial crediticio, aumenten el uso de medios de pago electrónicos y mejoren el funcionamiento y distribución de cajeros automáticos, entre otras medidas.

El objetivo de la autoridad monetaria es ofrecer una recompensa a los bancos que sean proactivos a la hora de captar personas o empresas que no hayan usado con anterioridad servicios financieros y mejoren la prestación en zonas de menores recursos, así como en ciudades o pueblos sin sucursales.

"Los incentivos serán a través de distintas franquicias a los bancos para la constitución de efectivo mínimo, permitiendo que bajen los encajes no remunerados en la medida que logren éxitos en las políticas de inclusión financiera y desarrollo de los pagos electrónicos", informó el BCRA en un comunicado.

Para acceder a este beneficio los bancos deberán demostrar que otorgaron las primeras líneas de crédito a personas y Pymes que no tuvieron acceso a bancos previamente y que creció su nivel de financiación a micro, pequeñas y medianas a empresas (Mipymes) vía e-check o facturas de crédito electrónico (FCE).

En el caso del uso de los medios de pago electrónicos, el incentivo será para los bancos que muestren un crecimiento de los débitos en la caja de ahorro producto de compras en comercios con tarjeta de débito, transferencias electrónicas, débito directo de servicios o pago de resumen de la tarjeta de crédito.

La baja de encajes también será para aquellos bancos que no tengan cajeros fuera de servicio por motivos como la imposibilidad de imprimir ticket o no contar con billetes y los que instalen el servicio en ciudades que no cuenten con cajeros en la actualidad o estén subdimensionados.

Esta medida, aseguró el Central, apunta a cuatro ejes de la inclusión financiera.

El primero es "expandir el crédito a personas y PyMEs que hoy no tienen créditos otorgados por un banco, es decir que no tienen calificación ni registro en la Central de Deudores por parte de una entidad financiera".

El segundo es "potenciar el uso de los e-check y las facturas de crédito electrónico" y el tercero "incentivar el uso de los medios de pago electrónicos y los débitos de facturas en las cajas de ahorro.

Por último, busca "mejorar la eficiencia de los cajeros para reducir la cantidad que queden fuera de servicio y extender la red a las zonas desprotegidas y ciudades y pueblos donde hoy no se presta el servicio".

Fuente: Télam

Comentarios