*

Informes Especiales

Portada  |  05 abril 2021

Disparates de la pandemia: cerró una clínica que podía atender a pacientes covid

Tras el fallecimiento de su dueño, los herederos trasladaron a todos los pacientes, se fueron y dejaron a 144 trabajadores sin percibir haberes.

La clínica San Andrés de Caseros cerró sus puertas en plena pandemia del coronavirus.

El dueño del lugar falleció el 1 de enero de 2021 por COVID-19 y 30 días después los herederos trasladaron a todos los pacientes y se fueron.

La clínica cuenta con capacidad para atender 60 personas por guardia y cerca de 200 internaciones. Además, tiene todos los insumos correspondientes a atención de pacientes covid, entre ellos 12 respiradores nuevos, un tomógrafo en perfecto estado y varios quirófanos listos para usar.

Existía desde mediados de 1980 y tenía 144 trabajadores en relación de dependencia que quedaron sin percibir haberes y aguardando que la vuelvan a abrir.

Comentarios