*

Informes Especiales

Portada  |  07 junio 2021

Donald: "He vivido, he vivido"

Una estrella adolescente y una canción que sabemos todos. Donald nos abre las puertas a su vida en el seno de una familia musical que tuvo sus bemoles. El origen del "sucundum" que lo catapultó a la fama y una promesa cumplida a su mamá. El cantautor le cuenta a Erica Fontana hasta lo más duro con su sonrisa eterna. Para el 9 de julio organiza un cumpleaños virtual con artistas de todas las épocas.
"Mi familia estaba compuesta por mi padre, Don Dean, que era un músico famoso, mi madre, Lila Raquel de Suárez Howard, y mis hermanos Buddy y Alex que, con un compañero del colegio, formaron un cuarteto vocal, Los Mac Ke Macs, y me despertaba cada mañana escuchándolos ensayar".
Erica Fontana:- ¿Tu papá por qué dejó la música antes de que nacieras vos?
Donald :- Por una tragedia familiar. Lo mató un tren a un hermano mío, chiquito, de dos años. Tanto mi viejo como mi mamá estuvieron años con las persianas cerradas.
EF:- ¿Quién te acercó a la música?
D:- A quien tomaba como referencia era a mi hermano mayor, Buddy, y mi hermano Alex. Mi madre también porque ella tocaba muy bien el ukulele, como le dicen en Hawaii, nos escabullíamos en su cuarto, a oscuras, y le hacíamos cantar alguna canción con el ukulele y eran instantes de jolgorio.
"Desde chico, desde que Alex me enseñó los primeros acordes en la guitarra, me gustaba cantar. No me pensaba dedicar a la música. Mi sueño era ser abogado, pero toda la música la dediqué a la música, y es lo mío. Eso sí, cuando dejé la carrera de abogacía para dedicarme enteramente a la música, mi madre lo lamentó mucho. Mi madre me dijo "No largues, me tenés que prometer, que te vas a recibir", y yo le dije "Sí, mamá, te prometo que me voy a recibir...", rememora Donald.
EF:- ¿Cómo llega a tus manos y a tu voz "Tiritando"?
D:- Es una larga historia. Se la escuché cantar a Nono Pugliese, un publicista, me encantó la canción y esa noche fui a bailar y el disc jockey puso una canción que se llamaba "The more I see you" de Chris Montez. Y yo pensé que teníamos que ponerle este ritmo y esta orquestación a la canción que cantó Nono Pugliese de "las olas y el viento". Salió el disco, sin mayor repercusión y no pasó absolutamente nada. Hasta que me llamó el Nono Pugliese y me ofreció ponerla en un aviso de cigarrillos, con Liliana Caldini bailando, y la cuestión es que el disco, de la noche a la mañana, a raíz de esa publicidad, empezó a vender 17 mil diarios diarios. 
"Ahí en el estudio inventé lo de "Sucundum, sucundum" como para darle un poco de ritmo. ¿De dónde vino esa palabra? Unos días antes de ingresar al estudio de grabación, yo estaba estudiando derecho romano y había una frase, en latín, que no la recuerdo exactamente entera pero una de las palabras que contenía era "secundum". Le digo al coro ´¿Por qué no le ponen una palabra que tenga ritmo, algo tipo "secundum, sucundum" y ahí quedó "sucundum"´".
EF:- Fue tan impresionante el éxito que tuvo la canción que la cantaste en varios idiomas... D:- Sí, en portugués la grabé y más o menos, en inglés la grabé y más o menos, la grabé en italiano y en japonés...
EF:- ¿Nunca tuviste ningún conflicto legal con la autoría de tus temas?
D:- "Sucundum, sucundum" no la registré como patente y al cabo de un tiempo una empresa muy grande la utilizó en una publicidad, fui a reclamar y me dijeron "no, no, porque esto ya excede que sea un invento suyo, esto ya ganó la calle y cualquiera puede usar la palabra "sucundum" como se le ocurre" Y ahí fue un fracaso de mi gestión como abogado en defensa de mis derechos".
EF:- ¿Cuándo te enamoraste?
D:- Me enamoré verdaderamente, 48 años atrás. A Vero la conocí en una circunstancia de amigas de ella y amigos míos. La vi, me encantó y pensé "con esta chica me quiero casar". 
"Salimos un par de veces, teníamos unos 18 años, y después por una circunstancia ajena a mí, dejamos de salir, pasaron varios años, nos reencontramos, le dije si me acompañaba en una gira que tenía que hacer y entonces me dijo "pero mi papá no va a querer, no me va a dejar ir con vos así, salvo que nos casemos". Y entonces le dije "bueno, casémonos" y a los cinco meses nos casamos", relata.
Donald cierra los ojos y recuerda: "El casamiento fue fastuoso, gracias a Héctor Ricardo García, porque pensábamos hacer algo muy íntimo, familiar y cuando él se enteró nos propuso que fuera más bien un casamiento que lo pudiera ver todo el público en general. Hubo mil invitados".
EF:- ¿Cómo fue la paternidad?
D:- Muy lindo, siempre me sentí acompañado. Siempre fuimos compañeros...
EF:- Alex, tu hermano, era un representante muy conocido, de grandes figuras... Luis Miguel, sin ir más lejos. 
D:- Posteriormente, primero fue representante mío y en ese momento, Hugo López que era representante de Luis Miguel le ofreció asociarse a él y cuando falleció López, Luis Miguel le pasó el contrato completo a Alex. Una vez estábamos en Punta del Este, Luis Miguel era chiquito, estábamos en mi casa y conoció a mis hijas, y en un momento Luis Miguel dijo "qué linda es la chiquilla" y a Marina le dio tanta vergüenza que a partir de ese momento no quiso verlo nunca más".
 
EF:- Todo este tiempo de pandemia y restricciones ¿cómo lo pasaste?
D:- No demasiado bien, el estar mucho quieto, el sedentarismo, fue negativo para mi salud. Una enfermedad se me desarrolló, ya la traía desde hace muchos años. Se puede convivir con la enfermedad, que por un lado, es limitante y por otro lado, no existen los imposibles".
 
EF:- ¿Cómo creés que has vivido tu vida?
D:- He vivido, he vivido...

Comentarios