*

Informes Especiales

Portada  |  02 febrero 2021

"En coma", relatos desde "el más acá"

Ellos pasaron pasaron días, semanas, algunos meses en desconexión con la realidad. Y despiertan en un mundo nuevo, un contexto completamente distinto. Te presentamos sus historias de vida.

Cada uno de ellos pasó por una situación crítica, de tal gravedad que debieron estar en estado de coma. Un ámbito sin ruido alguno, sin habla ni movimiento. Un cubículo blanco en donde la consciencia no tiene lugar. Una instancia llena de lagrimas silenciosas de familiares en los pasillos, de oraciones y plegarias, de sed de milagros.

Es una complejidad que ninguno de ellos olvida, a pesar de que probablemente no se acuerden de aquel accidente, golpe o síntoma patológico que los postró en la camilla.

Pasaron días, semanas, algunos meses en desconexión con la realidad. Y despiertan en un mundo nuevo, un contexto completamente distinto. Un país diferente que intentan volver a comprender.

Uno de ellos, Carlos, se recuperó del coma luego de la muerte de Maradona y la legalización del aborto. Darlín, por su parte, cuando despertó se enteró de la gravedad del COVID-19, las muertes ocurridas y debió aprender cuales eran los cuidados necesarios para la prevención.

José Luis Golubicki ha sido presidente de la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva, con una gran y significativa trayectoria en la profesión. Por temas cardíacos terminó siendo atendido en la misma cama donde él solía acompañar a sus pacientes. En estado de inconsciencia, se percibió a sí mismo en otro plano, atraído por una voz seductora en medio de un campo verde reluciente. Siente haber luchado por su vida, por sobrevivir. Y así lo hizo, abrió los ojos. Se despertó en un mundo en el que debió aprender a caminar nuevamente. Le costó meses conectarse con la cotidianeidad y actualidad. Cuando empezó a reincorporarse nuevamente debió hasta adaptarse a la inflación. Los precios habían cambiado en gran medida, y él no podía creerlo.

Rodrigo sufrió un accidente automovilístico. Como José Luis, se despertó en un mundo en el que debió aprender a caminar nuevamente. Pero eso no fue todo. Debió también aprender el habla misma, el idioma y su pronunciación.

Cada uno de ellos debió enfrentar un nuevo mundo. Partir de una habitación donde reina el silencio y la quietud a un espacio revolucionado, de cambio constante, donde la capacidad de aprendizaje y adaptación se vuelve una herramienta necesaria, e incluso fundamental.

Comentarios