*

Informes Especiales

Portada  |  30 abril 2021

He vivido: la historia de Néstor Fabián, con alma de tango

“Nací en San Telmo, Humberto Primo 924, después nos pasamos a la otra cuadra. Uno era un conventillo, el otro conventillo también”, afirma el tanguero.

Néstor Fabián, cantante de tangos, figura central desde los 60. Casado con la inolvidable Violeta Rivas. Un hombre que conoció el éxito junto a maestros como Mariano Mores, que le dió su primera oportunidad y ahora homenajea con un nuevo disco, Aníbal Troilo y Atilio Stampone, pero que antes había vivido.

“Nací en San Telmo, Humberto Primo 924, después nos pasamos a la otra cuadra. Uno era un conventillo, el otro conventillo también”, afirma el tanguero.

“En el conventiillo la gente era muy solidaria, ningún chico pasaba hambre, porque uno sabía las necesidades de cada familia, entonces a mí me veían y me decían “está muy delgadito” y me daban aceite de hígado de bacalao”

“Mi mamá se fue muy temprano, cuando nació mi último hermanito, prácticamente se quedó en el hospital. La saludé desde el parque del hospital. Le hice un gesto con la mano y no la vi nunca más. Y mi papá fallece cuando yo tenía 10 años, entró por un problema estomacal y no salió nunca más”.

“Quedé solo, mis otros hermanitos ya estaban adoptados. Me iba a Constitución, abría puertas, me iba a la pizzería Marín, tal vez no me daban plata pero me daban una pizza, o una fainá, todos me daban fainá. Ese Marín tenía unas empanadas gallegas, yo me moría por esas empandas gallegas. Después dormía en los vagones de los trenes”.
“A mí me gustaba cantar y yo cantaba por ahí y me daban de comer”

“¿Cuándo pudo salir de la calle?

Yo cantaba en un teatro independiente, en el que se estaba dando “La virgencita de madera”, en el entreacto yo cantaba y había una señora, Rosita, que yo había notado que ella tenía gente que había adoptado. En un momento me la vi mal y le dije “me pasa esto y lo otro” y me dijo “quedate tranquilo, que acá hay un lugar también para vos”. Y me quedé. Tenía 12 años, es muy feo vivir en la calle”.

“A Violeta la conozco en un programa que yo hacía en canal 13 que era “Aquí arriba” y yo la saludé y cero al As. Pero después ocurre lo siguiente, me llama Cacho Fontana para hacer un reportaje en radio El Mundo y voy estaba Violeta Rivas y ahí ya me registra y quien forma la pareja es Alejandro Romay que nos llama para hacer “Todo es amor”. Estuvimos juntos 51 años, y tuvimos una hija, Analía”

“¿Cómo era cantar con ella?
Yo entraba siempre primero. Violeta era un fenómeno”
“La enfermedad de Violeta tiene que haber sido un golpe duro ¿No?
Sí, por supuesto
Estamos hablando de Alzheimer...
Conmigo había cosas... Me pedía que no la besara. “Nos pueden ver” me decía y yo “Violeta, estamos casados hace cuarenta y pico de años”y “no, no, nos pueden ver”.

“¿Cómo cree que ha vivido su vida?

Siendo agradecido, agradezco todo lo que hicieron por mí. Yo cuando me levanto abro el celular y tengo fácilmente de 40 a 50 mensajes, de los amigos de los martes, de los amigos que íbamos a comer los sábados al mediodía... como yo digo siempre: “salud, salud, salud, lo demás, lo arreglamos”.

Comentarios