*

Internacionales

Portada  |  22 julio 2021

Denuncian al Estado francés por controles policiales racistas

Un grupo de ONGs presentó hoy una demanda contra el Estado francés por "discriminación étnica" en los controles aleatorios de identidad, un tema que tensa las relaciones entre la policía y los jóvenes de las minorías negra y árabe.

Seis organizaciones humanitarias, entre ellas Human Rights Watch (HRW) y la rama francesa de Amnistía Internacional (AI), basándose en las quejas de jóvenes franceses de origen africano y árabe en la calle y el transporte público, le pidieron en enero al Gobierno francés que ponga fin a los controles de identidad discriminatorios.

Luego de no haber recibido respuesta de las autoridades, las ONGs decidieron seguir adelante con su demanda ante el más alto tribunal administrativo de Francia, el Consejo de Estado, en la cual piden modificar el código penal francés para prohibir explícitamente la discriminación en los controles

Issa Coulibaly, presidente de la ONG Pazapas Belleville, una de las seis que impulsan la demanda francesa de 450 páginas con testimonios de decenas de presuntas víctimas en nueve ciudades, precisó que el hecho de que se les pida constantemente que muestren su identificación tiene un profundo impacto en los jóvenes de las minorías.

"Es algo que aparece muy a menudo en las historias personales de los jóvenes", indicó, señalando que creaba "un sentimiento de exclusión, y la impresión de no ser completamente francés porque se les trata de forma diferente", según informó la agencia de noticias francesa AFP.

Un estudio realizado en 2009 por la ONG Iniciativa por la Justicia y el estatal Centro Nacional de Investigaciones Científicas (CNRS) mostró que, en París, las personas negras tenían seis veces más probabilidades de ser detenidas para solicitarle su identificación que los blancos.

Por su lado, las personas con rasgos considerados "árabes" tenían ocho veces más probabilidades de que se les pidiera la documentación.

Las imágenes de policías franceses blancos golpeando a un productor musical negro, Michel Zecler, desarmado en su estudio de París en noviembre de 2020, galvanizaron las protestas de los activistas franceses de Black Lives Matter (Las vidas negras importan).

Pese a que el presidente Emmanuel Macron tildó este hecho de "inaceptable" en noviembre, y luego dijo que "cuando tienes un color de piel que no es blanco, se te detiene mucho más", en abril de este año afirmó que "no hay racismo sistémico" en el cuerpo de la policía.

El antecedente más próximo de denuncias contra el Estado francés fue en 2016, cuando el tribunal supremo lo condenó a pagar daños y perjuicios a tres personas por controles "discriminatorios".

Fuente: Télam

Comentarios