*

Internacionales

Portada  |  13 enero 2021

Desarrollan una vacuna que aseguran que protegería contra el coronavirus por años

La nueva técnica que utiliza este equipo de investigadores de Bélgica consiste en usar el código genético del virus de la vacuna contra la fiebre amarilla a modo de vector (portador) de la proteína de la espina del Covid-19

Una sola dosis de la vacuna contra el Covid-19 desarrollada por el Instituto Rega de la Universidad de Lovaina (Bélgica), basada en la vacuna de la fiebre amarilla, podría proteger de por vida, según explican a Efe el jefe del centro, Johan Neyts, y la investigadora española Lorena Sánchez Felipe.

"Hemos hecho un esfuerzo increíble. Nos hemos unido varios equipos trabajando en diferentes partes que eran necesarias para tratar de crear la vacuna lo antes posible", explica la experta española. Asegura que todos ellos llevan "prácticamente trabajando día y noche, de lunes a domingo, desde que empezó".

El equipo del Instituto Rega confía en que la vacuna sea autorizada en 2022, después de las pruebas llevadas a cabo en hámsters, que han arrojado muy buenos resultados y que deben ser completadas con los ensayos en humanos.

La nueva técnica que utiliza este equipo de investigadores consiste en usar el código genético del virus de la vacuna contra la fiebre amarilla a modo de vector (portador) de la proteína de la espina del Covid-19 para lograr una respuesta protectora "eficiente" contra ambos virus al mismo tiempo, explica Neyts a EFE.

El motivo por el que se ha recurrido a la vacuna de la fiebre amarilla, añade, es que "tiene 82 años, ha sido utilizada en 800 millones de personas, sobre todo en regiones endémicas (...) y una sola dosis actúa rápidamente, facilitando una protección duradera".

Esa potencial vacuna es la mayor apuesta del Instituto en este momento, que comenzó a desarrollarla a principios de 2020, después de que equipos de China y Australia publicaran en internet el código genético del virus. "Dos semanas más tarde empezamos a diseñarla", explica el experto belga.

Además, se puede guardar a 5 grados, "muy posiblemente tendrá una protección a largo plazo" y protegerá también contra la fiebre amarilla.

Tras los estudios en animales, está previsto que los ensayos en humanos comiencen el próximo otoño europeo. "Puede parecer tarde comparado con Pfizer y otras pero somos un equipo más pequeño, con otro presupuesto", añade Neyts, y precisa que si todo va bien, confían en que la vacuna reciba una autorización en 2022.

Comentarios