*

Internacionales

Portada  |  10 junio 2021

Revelan qué comían los neandertales hace 60.000 años

La pieza estrella de la investigación es el resto de una mandíbula, de la que sólo saben que perteneció a un individuo adulto.

Mucho se ha especulado sobre las causas por las que se extinguieron los neandertales tras coexistir con los Homo sapiens modernos.

Un equipo internacional liderado por el español Domingo Carlos Salazar revela cómo incluso los neandertales que vivían en la inhóspita Siberia supieron aprovecharlos limitados recursos de los que disponían para conseguir una dieta variada que poco tenía que envidiar a la de sus coetáneos mediterráneos.

Diversos tipos de carne y, para su sorpresa, una variedad de plantas estaban presentes en su menú habitual, tal y como ha revelado el análisis de restos dentales de hace entre 60.000 y 50.000 años hallados en la cueva deChagyrskaya, en el macizo Altai del sur de Siberia.

"Esto quiere decir que se adaptaron bien", señala Salazar, autor principal de esta investigación publicada enJournal of Human Evolution.

"Comían lo que podían. Lo que más consumían era caballo y bisonte porque eran también los animales más fáciles de cazar en una zona abierta como la estepa. Hay también otros como la cabra siberiana, pero en menor cantidad", precisa Salazar

La pieza estrella de la investigación es el resto de una mandíbula, de la que sólo saben que perteneció a un individuo adulto.

Se trata del primer estudio que documenta la dieta que seguían los neandertales del Este combinando el análisis de isótopos, que reveló que consumían gran cantidad de animales de caza, y la identificación, mediante microscopía óptica, de microrrestos de una variedad plantas en la dentadura y los cálculos del individuo al que pertenecía la mandíbula.

Los neandertales vivieron en distintos lugares de Eurasia, tanto en países mediterráneos como Portugal, España y Francia como en Siberia. Hasta hace un tiempo se pensaba que habrían llegado hasta la zona que hoy ocupa Uzbekistán, pero en los últimos años se ha comprobado que fueron más lejos, 2.000 kilómetros más al este hasta alcanzar el macizo de Altai. Según recuerdan los autores del estudio publicado este martes, fue una zona muy dinámica en la que los neandertales interaccionaron con los enigmáticos denisovanos.

Comentarios