*

Internacionales

Portada  |  04 mayo 2021

Un cohete chino gigante está por entrar a la atmósfera y caer sin control

Sin embargo, aunque el módulo ya se había separado, el cohete siguió en marcha, superando la altura y la velocidad necesaria para entrar en órbita.

La semana pasada el programa espacial de China hizo historia, con el lanzamiento del primer módulo de la estación espacial china que pretende convertirse en una alternativa a la Estación Espacial Internacional, ISS.

Sin embargo, el lanzamiento tuvo no pocos problemas, el más grave de todos que el cohete Long March 5B se pasó de largo, y también entró en órbita pese a que, en teoría, tendría que haber caído de manera controlada a la Tierra.

492 segundos después del lanzamiento, el módulo Tianhe se separó de la etapa principal del cohete Long March 5B usado en el lanzamiento; este consiste en una etapa principal y cuatro pequeños cohetes adjuntos, que generan el empuje necesario para poner la carga en órbita.

Sin embargo, aunque el módulo ya se había separado, el cohete siguió en marcha, superando la altura y la velocidad necesaria para entrar en órbita.

En el caso del Long March 5B, eso no ha sido así. Pese a que, en un principio, se habló de realizar una maniobra para entrar en reentrada controlada, finalmente se ha confirmado que la etapa del cohete que está en órbita en estos momentos no es capaz de semejante acción. Análisis, tanto de expertos como de aficionados, apuntan a que el cohete está dando vueltas sin control, con una inclinación de 41,5 grados.

Por lo tanto, ahora la única cuestión es cómo, y dónde caerá a la Tierra; y por ahora, es imposible de responder.

Comentarios