*

Actualidad

Portada  |  30 julio 2021

A la erosión marina, se suma el robo de arena en la costa bonaerense

“Le han comido tanta arena al mar que ahora el mar se las está cobrando”, comentó una vecina de Mar del Tuyú preocupada por los daños que causó la última sudestada.

Las quejas en el Partido de la Costa abundan porque las obras de defensa costera se demoran y el mar no sabe esperar.

“Ofrecí poner una pala mecánica para sumar arena y escombros que puedan proteger mejor mi casa, pero el municipio no me permitió”, contó Marcelo Benítez al diario La Nación, mientras en su casa de la calle 64 y la playa reubica el alambrado, porque la sudestada lo dejó flameando, sin arena ni tierra donde hacer base. “Hace unos años otra sudestada me llevó un departamentito que tenía adelante”, contó sobre esta batalla desigual que libra contra la naturaleza.

El fenómeno se dio durante dos noches consecutivas: la marejada en la madrugada del martes y del miércoles se terminó de llevar la arena que cubría los cimientos de las construcciones costeras a lo largo de más de 800 metros que se extienden entre las intersecciones de las calles 66 a 56.

Así quedó el edificio de la calle 58, que corre un claro peligro de derrumbe. “Estamos rellenando como podemos porque en la próxima nos come los cimientos del complejo”, explicó Pilar, dueña de uno de los departamentos emplazados en la construcción que tiene a la vista las bases de hormigón armado y perdió una cámara séptica.

Los lugareños coinciden en que esta sudestada fue peor que la del 17 de marzo pasado, que provocó los primeros destrozos graves y llevó a multiplicar la instalación de gaviones, que son defensas con piedras envueltas en alambrado romboidal a modo de muros.

Esta vez el agua ingresó con fuerza por debajo de las vigas de cemento.

“Pegaba durísimo contra las bases y el agua llegaba contra las ventanas, fue un susto lindo”, reconoció un turista que alquiló un dúplex en 61 y la playa, testigo temerario de una noche que no olvidará.

Robo de arena

“Le han comido tanta arena al mar que ahora el mar se las está cobrando”, comentó una vecina de Mar del Tuyú preocupada por los daños.

Un vecino, cansado de observar cómo obreros se llevan arena con palas retroexcavadoras, encaró a uno de los choferes y filmó el momento en que lo amenazó.

La extracción de médanos y tamariscos -claves en la interacción con el mar durante las tormentas- degrada y erosiona la costa. 

“Entre los años 1935 y 2000 se degradó el 61% de las dunas costeras a una velocidad promedio de 0,65 km por año. De mantenerse esta tendencia, para 2030 no existirían sectores relativamente importantes del cordón de dunas costeras naturales, quedando restringidos a las inmediaciones de Punta Médanos y Punta Rasa”, advierten  investigadores como Rubén López, del Laboratorio de Geomorfología y Dinámica Costera del Departamento de Geología de la UBA, que junto a Silvia Marcomini y María Bunicontro publicaron en 2017 un trabajo sobre las dunas costeras en el cabo San Antonio (Partido de la Costa).

La solución, en camino 

“A la brevedad se buscará apuntalar, rellenar y sostener los inmuebles que están en riesgo y sumar más gaviones para proteger el sector”, dijo el director general de Fiscalización y Control del Partido de la Costa, Fabián Taylor. La solución de fondo es doble, en mar y tierra: por un lado, espigones de 250 metros más arrecifes artificiales, obras que ya están en proceso de licitación. Por otro, expropiación de las propiedades en riesgo, proyecto que avanza en la legislatura provincial.

MIRÁ TAMBIÉN

Video: Se derrumbó una casa en Mar del Tuyú por la fuerte crecida del mar

Por la erosión costera corre peligro de derrumbe una histórica casa de Las Toninas

"Un evento en el mar hizo perder muchísima costa hace 20 años"

El mar se tragó la costanera de Las Toninas

El nivel del mar podría subir más de un metro en 2100 por el calentamiento global

Buenos Aires podría quedar bajo el agua por culpa del cambio climático

Comentarios